La realidad supera a la ficción: el cine, fábrica de sueños y de pesadillas

this-cannibal-film-is-banned-in-over-50-countries-and-it-s-real-vlad-the-impaler-jpeg-269183.jpg

Por Raúl Carral.

Es curioso que, cuando se tiene que cambiar, modificar o derogar una ley para tipificar una actividad delictiva o aumentar las penas, es cuando ha producido un hecho tan grave que obliga a realizar alguna de las acciones antes mencionadas. Y vamos a ser francos, esto ha ocurrido sobre todo cuando se han producido las infracciones más graves a la sociedad y ello ha producido un claro rechazo social y político, lo que ha provocado una transformación normativa por parte de los gobiernos y el sistema judicial pero también un incremento de la conciencia social, en acciones que antes eran, para la mayoría social, insignificantes, pero que, tras la realización de un hecho de elevada gravedad, se convierten en delito y provocan un rechazo en los ciudadanos.

Y el cine ha sido desde luego una clara muestra de esta situación. Y con ello, algunos ejemplos, concretamente tres:

  • ‘Holocausto caníbal’:

En los años 70, Ruggero Deodato, un director italiano cuya trayectoria inicial empezaba con buen pie, al ser asistente de grandes directores de su patria, sufrió un cambio en su vida cinematográfica al dirigirse al pantanoso mundo del cine explotaition o de clase B, en ocasiones bastante bizarra. Y más concretamente, se dirigió al cine de caníbales, un subgénero gore caracterizado casi siempre por el siguiente esquema: un grupo de exploradores jóvenes se dirigen a explorar una zona donde hay tribus caníbales y tras una serie de desencuentros bastantes graves con los salvajes, terminan siendo asesinados de la forma más macabra posible, casi siempre por venganza de los indígenas por las continuas vejaciones de los exploradores. Y es aquí cuando debemos hablar de Deodato, y más concretamente su obra más conocida: ‘Holocausto caníbal’, película estrenada en 1980.

El director italiano Ruggero Deodato y cartel de su obra maestra.

Fuente: cinewalkofshame.com y gnula.nu.

Pero claro, expliquemos un poco de qué va el film, el cual no se diferencia especialmente de lo citado anteriormente: un antropólogo decide realizar una expedición para buscar a un grupo de exploradores que han desaparecido en la selva amazónica en una anterior incursión. Tras dar con el poblado de los salvajes, encuentra una serie de películas caseras, en las que los exploradores extraviados habían rodado su periplo selvático. Después de hacer un trueque con los salvajes y conseguir el material, vuelve a la civilización y visiona las cintas, donde encuentra auténticas locuras: violaciones, agresiones y hasta asesinatos de los exploradores a los salvajes y la posterior venganza de estos al observarse en las grabaciones como los exploradores son asesinados, mutilados y devorados por los indígenas.

Bien, aparte de los macabros descubrimientos, ¿cuál es el problema legal de esta película? En un principio, debemos hablar de la famosa teoría según la cual, los actores habían sido asesinados de verdad para provocar un mayor efecto y publicidad a la película, debido a que era una película tan real y con efectos especiales tan limitados que mucha gente, incluida las autoridades italianas se creyeron que estaban viendo una película snuff (muertes violentas reales grabadas en directo) y Ruggero fue condenado por asesinato de los actores, aunque al final se descubrió que todo era una campaña publicitaria para favorecer el morbo sádico de futuros espectadores, lo cual funcionó porque, aunque la película fue prohibida en más de 50 países y censurada en otros, arrasó espectacularmente donde consiguió estrenarse, convirtiéndose en un taquillazo y película de culto posteriormente. Pero este no fue el motivo por el cual se hizo tristemente famosa esta película y provocó consecuencias legales.

tres

Una escena bastante realista del film.

Fuente: cinefagosmuertos.com

Entonces, ¿por qué es conocida esta película y especialmente de forma negativa? Porque aunque no murieron personas en esta película, sí murieron animales. Y no estoy hablando de muertes accidentales, sino de auténticos festivales de barbarie sin sentido contra los animales. Y es que en esta película es destripada una tortuga viva, cortada la cabeza de unos monos, asesinadas arañas y ratas almizcleras y disparado un cerdo en la cabeza sin ningún motivo, ya que, entre uno de los muchos fallos de guion, la muerte de los animales se produce de forma dolosa y sin ningún sentido a la historia. Y si ya es deplorable matar animales de verdad y grabarlo, es todavía peor hacerlo sin motivo alguno.

Como es obvio, la muerte real de los animales no pasó desapercibida. Diversos espectadores, asociaciones ecologistas, protectoras de animales y partidos políticos echaron pestes del film por tal salvajada y fueron a pedir responsabilidades legales y judiciales a Deodato. Pero no se pudo hacer mucho, porque las leyes para la protección de los animales eran muy limitadas y más aún en espectáculos cinematográficos, por lo que, tras el escándalo surgido, se empezaron a regular los derechos y la protección de los animales en estos eventos en Italia, ya que se temía que el éxito del film animara a que aparecieran imitadores de este género y que se repitieran tal espectáculo dantesco en próximas cintas. Y no era este aviso algo baladí, ya que el género del cine gore caníbal empezó a extenderse en los años 80 y ‘Holocausto caníbal’ tiene el curioso récord de ser una película que tiene cuatro secuelas iguales (todas piratas, obviamente) las cuales quisieron aprovechar el morbo y éxito comercial de la primera.

El caso es que se consiguió algo bastante admirable: se empezaron a proteger los derechos de los animales con mayor esfuerzo, se aseguró su protección en los rodajes cinematográficos y empezó a desarrollarse una conciencia social con y para los animales en una época finales de los 70 en la que esta temática no estaba muy desarrollada aún. Y esto tiene su importancia porque en aquellos tiempos la protección de los animales en la industria cinematográfica (y en otros ámbitos) era básicamente inexistente y en otras películas anteriores a ‘Holocausto caníbal’, los animales si debían sufrir lesiones o hasta morir para grabar alguna escena de un film cualquiera una caza, una persecución en un safari, una escena bélica con munición que podría provocar lesiones o un wéstern de serie B, los animales eran obligados a actuar sin protecciones o seguridad alguna sin respetar su salud y descanso o incluso eran asesinados de forma real si se buscaba aumentar el realismo, con la característica que nadie le daba apenas importancia, porque eran escenas en otras películas más autorizadas, nada sanguinarias o violentas y consecuentes con el guion (por ejemplo, ‘La caza’ de Carlos Saura de 1966).

Es bastante irónico que la película más cruel rodada con animales haya sido una de las bases para proteger los derechos de los seres irracionales y evitar su maltrato, tortura y asesinato y evidentemente lograr acercar a la sociedad de aquellas tiempos una conciencia de protección animal que cada día, por suerte aumenta más.

Por último, y para intentar defender a Deodato (ardua labor la mía), decir que el director y actores de la película han manifestado su arrepentimiento tiempo después por el uso brutal de los animales en el film y que la película, bien analizada, podría ser un magnífico reflejo de la crueldad irracional del ser humano civilizado frente a la población indígena, que solo ataca para defenderse del hombre blanco cruel y tiránico por los abusos desproporcionados cometidos a aquella.

  • El caso Morrow:

Explicamos este caso. Vic Morrow era un actor de cine y televisión caracterizado por interpretar personajes secundarios malos o autoritarios debido a su aspecto físico. En 1981, con 52 años, pensaba en retirarse del cine hasta que Spielberg le ofreció rodar la película ‘En los límites de la realidad’, dirigida por diversos directores —entre ellos, John Landis, de la que Spielberg era productor.

cuatro

Vic Morrow en ‘Semilla de maldad’ (1955).

Fuente: Wikipedia.

Morrow aceptó encantado realizar la película, pensando que sería un éxito de taquilla y ayudaría a realzar su carrera y posterior retiro. Por desgracia, en una de las escenas finales ocurrió un terrible accidente. Morrow tenía que huir por el caudal de un río, sosteniendo a dos niños vietnamitas (Myca Dinh Le, de 6 años, y Renee Shin-Yi Chen, de 7) mientras detrás se producían una serie de terribles explosiones en un campamento vietnamita y con un helicóptero encima de los actores y a escasa altura de los mismos, por lo que era una escena de gran peligrosidad y a altas horas de la mañana, así que no parecía una buena idea su grabación, aunque se decidió rodarse finalmente al asegurar los especialistas que, a pesar del peligro, todo estaba controlado

cinco

Los pequeños niños actores Myca Dinh Le y Renee Shin-Yi Chen.

Fuente: moviepilot.com.

Durante el transcurso de la escena, las explosiones fueron tan potentes que desestabilizaron el helicóptero y cayó encima de Morrow y los niños con fatales consecuencias. Morrow y uno de los niños fueron literalmente decapitados por las aspas del helicóptero y el otro niño murió por el peso del armatoste mecánico. Para colmo de males, la escena del horrible accidente fue grabada en directo por las cámaras.

seis

El helicóptero tras el accidente.

Fuente: traslascamaras.com.

La muerte de Morrow y los niños sacudió al público y obviamente se celebró un juicio contra Landis y el resto del equipo por negligencia y homicidio imprudente. Durante el proceso, se demostró que los niños actores habían sido contratados ilegalmente, lo que enturbió más la situación. Al final, Landis y el resto del equipo fueron absueltos, pero por medio de este caso se consiguió legalizar y mejorar las condiciones de seguridad en los rodajes con efectos especiales, se protegieron con más ahínco los derechos laborales de los niños actores menores de edad y se dio un claro aviso a Hollywood, porque con el boom de los filmes de acción y aventuras en los 80, ya se habían producido más accidentes de helicópteros y hasta 13 muertes de extras, las cuales habían pasado desapercibidas; pero el fallecimiento de un actor principal como Morrow en una producción del rey Midas de Hollywood sí provocó una llamada de atención.

  • El asesinato de Rebecca Schaeffer:

Esta actriz estadounidense, muy conocida en Estados Unidos por su papel en la serie de televisión ‘Mi hermana Sam’, falleció en 1989 a los 22 años, asesinada por un stalker o acosador, un desequilibrado mental llamado John Bardo. Y es que el delito fue muy fácil de cometer porque en ese tempo las leyes antiacosadores eran muy suaves y se consideraba a los fans insoportables como una carga personal que debían soportar los famosos y apenas se ofrecía protección a los mismos o a las personas acosadas en general.

Bardo estuvo acosando a la actriz durante trez años. Para colmo, mandó una carta de amor a Schaeffer y un encargado del club de fans de la actriz, se la respondió como si fuera suya, lo que provocó un anhelo mayor del stalker a la actriz, demostrando también el poco tacto social del club de fans, al considerar a Bardo como un simple enamorado y no como una persona que debería ser investigada, ya que tenía un largo historial de acosos a otras famosas y la carta era extremadamente posesiva. Tras ello, Bardo intentó dirigirse en un par de ocasiones al estudio en el que la actriz trabajaba, en una de ellas armado, pero fue rechazado por los guardias de seguridad, lo que fomentó su odio a la actriz por tal rechazo de los miembros de seguridad.

Rebecca Schaeffer y John Bardo.

Fuente: alchetron.com y criminalia.es.

Al ver que sería muy difícil conseguir hablar con ella en el estudio, Bardo decidió buscar su domicilio. Para ello, contactó con un detective que le brindó la dirección de la actriz, la cual fue conseguida simplemente sabiendo el número de la matrícula de coche de Schaeffer y con una simple llamada al departamento de tráfico el Departamento de Vehículos Motorizados, el cual le dio la información al detective sin apenas problemas y este a Bardo.

Armado con una pistola, y ya sabiendo su dirección, el acosador se dirigió a casa de su futura víctima. En un principio, Schaeffer, tras hablar con él un rato, le rechazó amablemente y le pidió que no volviera a hacerlo, a lo cual aceptó; pero tiempo después Bardo volvió a la residencia de la actriz y al abrir esta de nuevo la puerta, Bardo le disparó a quemarropa y huyó. Los servicios médicos atendieron a Rebecca pero nada se pudo hacer por su vida. Bardo fue detenido tiempo después, confesó el delito, de una forma totalmente tranquila y despreocupada y con todo lujo de detalles, y fue condenado a cadena perpetua.

Al igual que la muerte de Morrow, la de Schaeffer fue muy criticada, por lo que el sistema judicial y legislativo americano jugó su carta ante la gravedad del tema y la posible repetición de delitos similares por imitadores. El acoso pasó a convertirse en un delito más grave, se aumentó la protección a las víctimas de los delitos de acoso y se endureció la ley de protección de datos en muchos registros para que estos no puedan ser entregados a cualquier persona, favoreciendo la privacidad e intimidad total de los registrados.

Como se puede ver, la realidad supera a la ficción. El escándalo provocado por estos hechos tuvo al final una buena consecuencia. Motivaron a los legisladores a moverse, trabajar y sobre todo tomarse en serio actividades ilícitas que antes pasaban desapercibidas. Pero ojo, no sólo a los legisladores, la gente empezó a involucrarse más en evitar este tipo de actividades tras el shock recibido, es decir, despertó una conciencia social que sería muy recomendable que vuelva a aflorar en los tiempos actuales.

Fuente de las imagen de la cabecera: moviepilot.com.

Juristas Desencadenados, 2016.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s